martes, 7 de abril de 2020

Claves para la formación virtual

Si me hubieran dicho hace unos años que ocurriría algo como el Covid-19, no me lo hubiera creído. Sin embargo, aquí estamos. En una situación de confinamiento sin precedentes y, tal vez, una oportunidad sin precedentes. De las grandes crisis se puede salir reforzado y, en este estado de confinamiento, la formación puede salir reforzada con la formación virtual.

Mi trabajo como formador me hace viajar por toda España y, a veces, fuera de ella. Aún así, vivo totalmente descentralizado: mi oficina está apenas a tres metros de mi dormitorio, mis reuniones se realizan online, y la comunicación con los clientes son vía telefónica o a través de videoconferencia.

Llevo ya unos cuantos años realizando formación virtual y por eso creo que es bueno contar mis impresiones y conocimientos sobre el tema y compartirlo con la comunidad. Pero lo que realmente interesa es cómo afrontar el día a día a la hora de realizar las formaciones.

En mi artículo Didácticas para la formación virtual explico los factores didácticos a tener en cuenta. En este caso nos centraremos en los factores técnicos.

Al grano

No es una tarea sencilla, ya que no es comparable tener a los alumnos delante o estar a cientos de kilómetros de distancia.

Debemos tener en cuenta diversas cuestiones que voy a resumir:

Consideraciones técnicas y de infraestructura

Debemos tener en cuenta que, para poder dar una formación online, una parte muy importante es planear con antelación las herramientas que vamos a necesitar y los temas que debemos cubrir para poder dar el curso con garantías de éxito. Las más importantes a tener en cuenta son las siguientes:

Ancho de banda del formador: Una de las primeras preguntas que hay que hacerse es: ¿Tengo capacidad para transmitir video y audio? ¿Cuánto tardaría en enviar información (ficheros grandes) a mis alumnos?
Es muy recomendable que el profesor posea un ancho de banda más que suficiente para transmitir y compartir información con los alumnos sin afectar a la conexión. Si tenemos otros equipos o programas en ejecución que usen el mismo ancho de banda, no está de más apagarlos durante las sesiones.
Los alumnos deben tener un ancho de banda suficiente para que puedan transmitir y recibir. En general los alumnos suelen tapar la webcam, deshabilitarla, o simplemente no tienen.

Requisitos del curso: Uno de los puntos críticos. Esta parte suele ser bastante compleja, ya que los alumnos en sus casas deben cumplir con los requisitos mínimos del curso. Los alumnos puede que tengan equipos de empresa en casa, pero no hay garantías de que tengan permisos de instalación o manipulación avanzada (Activación de Intel VT/AMD V para la virtualización). Incluso algunos no tienen equipo de empresa y usan el de sus casas, pudiendo ser insuficientes para recibir la formación o realizar las prácticas.
Estoy muy a favor del uso de virtualización para los cursos cuando son cursos técnicos, como por ejemplo VirtualBox de Oracle. La justificación de usar máquinas virtuales en mis cursos es tener controlado el entorno del alumno y que sea homogéneo para todos los participantes. De esta forma, los problemas son los mismos o son reproducibles por el profesor.

Herramientas del formador:
Siempre es necesario que el profesor tenga una serie de herramientas a su disposición. Estas herramientas dan un salto de excelencia a los cursos, lo que permite que sean de mayor calidad. En la siguiente lista indico las herramientas que deberíamos tener para facilitar y hacer más amena la formación:

  •  Webcam: Muy recomendable, casi obligatoria. Debe ser suficientemente buena para que nos vean en todo momento. Los alumnos no suelen compartir la imagen, pero el hecho de que los alumnos vean a una persona explicarse y apoyarse visualmente ayuda mucho a amenizar y personalizar el curso.


  • Carpeta compartida: Es recomendable que haya un punto común de compartición entre profesor y alumnos para pasar información, ejercicios resueltos, documentación, etc. Debe ser dinámica para que sea sencillo compartir algo en cualquier momento sin perder tiempo. En mi empresa tenemos una cabina Synology y suelo compartir una carpeta con los alumnos para que puedan obtener la información en tiempo real.

  • Pizarra: Ya sea física o virtual. Aunque no lo parezca, una buena webcam y una pizarra manual puede ser mejor que usar una pizarra virtual sin medios. Se pueden usar tabletas gráficas WaCom o similares y usar un pencil para pintar. En mi caso, trabajo con Mac y uso el iPad como pizarra. Si lo tenéis, podéis usar QuickTime Player para mostrar la pantalla del iPad en el escritorio y usar un Apple Pencil para pintar. Al terminar el dibujo se hace una captura y se comparte. Así de sencillo. Para la pizarra física, los alumnos pueden hacer una captura de pantalla o una fotografía, aunque esta última no lo aconsejo. El uso de una pizarra da dinamismo al curso, permite realizar resúmenes diarios que facilitan la comprensión y rompen la monotonía de un curso virtual.

  • Herramienta de videoconferencias: Este tema lo hablaré detenidamente en otra entrada de blog y lo enlazaré a este. Pero lo importante es saber que herramientas hay, cuál se puede utilizar (a veces las subvenciones en formación nos obligan a usar herramientas concretas), calidad de la herramienta, componentes específicos de formación, como formularios, chats, pizarras virtuales, etc. Existen muchas herramientas y más adelante resumiré las que más nos interesan. Una de las que más me gustan en cuanto a comportamiento es Zoom, sin embargo, tras sus últimas polemicas por su seguridad, ya no es tan atractiva.


Otras consideraciones:

  • Capacidad de alumnos y ancho de banda consumido por las herramientas: Muchas herramientas poseen de forma gratuita un número reducido de alumnos y otras exigen a mayor cantidad de alumnos mayor ancho de banda. Incluso hay herramientas point-to-point que permiten hacer videoconferencias usando redes locales como jitsy. Estas últimas son muy útiles cuando se imparten cursos mixtos (presencial y online) cuando todos los alumnos están ubicados en la misma red local.


  • Calidad de las video llamadas: Hay herramientas cuya calidad es espectacular y otras que hacen que la imagen no sea lo suficientemente buena. Imaginad estar compartiendo un escritorio donde no se ve Como comentaba en la entrada anterior, en casos especiales, una herramienta con streaming local funcionará mejor si están todos en la misma empresa, sin embargo, con una herramienta clásica de streaming remoto, usarán todos los participantes el mismo recurso de internet de la empresa, pudiendo colapsar el servicio.


  • Herramientas de formación: Existen tres tipos de herramientas de videoconferencias: orientada a llamadas simples, como por ejemplo Skype, orientada a reuniones profesionales, como Google Meet y orientadas a formación, como Cisco WebEx. Estas últimas poseen herramientas dedicadas específicamente para la impartición de cursos de formación, pero, a veces, esas herramientas son tan complejas de utilizar, que aportan ruido a un curso y hacen que los alumnos se pierdan en los detalles.


  • Compatibilidad: Hay que evaluar que la herramienta sea compatible tanto con el equipo del profesor como el de los alumnos. Las herramientas puramente web suelen ser claros ganadores, sin embargo, muchas de ellas usan plugins java o flash, siendo este último ya obsoleto y su ejecución es bastante compleja e, incluso, incompatible con ciertos navegadores y sistemas operativos presentes y futuros.


  • Homologación: Debemos pensar si la herramienta está homologada para su uso. Muy importante para cursos subvencionados, ya que son muy estrictos para estos temas. Las restricciones en cuanto a la plataforma online son muy grandes. Un ejemplo sería Classonlive, donde posee compatibilidad con los requisitos de la Fundae.



En resumen:


Con esta primera entrada intento que nos demos cuenta de cuales son los factores determinantes para que una formación online sea exitosa, ya que muchas veces damos por supuesto algunos de estos puntos que luego no son ciertos.  


0 Comments:

Publicar un comentario